Debido a que la aplicación del Código de Buenas Prácticas ha sido meramente testimonial y como no se prevee un cambio en la tendencia, por los rigurosos requisitos exigidos, ha sido necesario estudiar unas medidas para paliar la desgraciada situación en la que se encuentran miles de familias con riesgo a desahucio por impago.

VER PDF

Escrito por Carlos Gonzalez
Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, colegiado nº 19.250 del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona y procurador colegiado nº 671 del Ilustre Colegio de Procuradores de Barcelona
Deja un comentario